Núm. 5 (2016): LA SEGURIDAD CIUDADANA Y LA CONVIVENCIA PACÍFICA

La creciente violencia, el tráfico de armas, narcotráfico, trata de personas, microtráfico y la sensación de inseguridad que enfrentan diariamente las personas que viven en ciudades, es uno de los principales desafíos para los gobiernos en el mundo. En América Latina, este fenómeno es preocupante, pues según datos del Instituto Igarapé, América Latina y el Caribe, es uno de los continentes más inequitativos, en donde vive menos de una décima parte de la población mundial (8%). También, donde se concentra la tercera parte de los homicidios en el mundo (33%). De los 20 países más peligrosos,14 están ubicados en esta región. De las 50 ciudades con las mayores tasas de homicidio, 47 están en América Latina y el Caribe.

La violencia constituye un problema de salud pública, ya que es causa de muerte o de lesiones para un número importante de ciudadanos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año, más de 1,4 millones de personas pierden la vida debido a la violencia, convirtiéndola en una causa importante de mortalidad. Se calcula que todos los días mueren 180 adolescentes como consecuencia de la violencia interpersonal.

Publicado: 2020-02-13

Número completo